martes, 1 de noviembre de 2016

La famosa Canchita...

Yo nunca me gané ni un pollito en la rifa del domingo en el mercado.
Jamás gané el apagón del bingo en el colegio. (Ni siquiera el bingo de la letra más fácil)

Nunca el cuy se metió en la cajita que yo elegía en la tómbola.
Jamás me dieron ni el premio al mejor disfraz (así haya sido al de mayor creatividad)

Cuando camino, incluso el pajarito, que teniendo tanto espacio para tirar sus fluidos, lo hace sobre mí y mi cabello recién lavado, manchándome la ropa, zapatos, pantalón... todo

Soy literalmente una canchita: blanca, chiquita y vaporosa (por no decir regordeta)
y acá me tienes, una vez más, sin suerte también pero esta vez en el amor

Porque siempre que conozco a un pata y me enamoro de él, conozco a sus novias o a sus esposas.
O es gay...
O (lo que es peor), le llego al huevo...
no me soporta,
no le parezco inteligente,
y no le gusto.
Pucha... creo a esta canchita se le paso la sal...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.