lunes, 26 de enero de 2015

Cartamarga 2

Te quiero
No sé sin embargo cómo ni cuándo ocurrió que me enamoré.

Te quiero tanto, que quisiera toda mi vida junto a ti
que florezcamos y nos marchitemos juntos.

Cada día sólo espero el momento justo para hablar contigo
para saber cómo estás.
Bañarte, secarte y acostarte. Velar tu sueño en mi mente.

Te quiero tanto que de sólo pensar en tu rostro redondo me emociono.
y recuerdo todas las tardes juntos
las risas, las cosquillas, las batallas y las caminatas
todo.

Y mi corazón palpita fuerte cuando te ve.
Se emociona de pensar que estarás esperándome.
Y entonces te quiero más.
Y te quiero tanto que la piel se me pone de gallina.
Mi estómago se revoluciona...

Podría vivir sin ti.
Es más lo he hecho por casi toda mi vida
pero tu me haces la vida de colores
por eso elegí estar a tu lado
y por eso quiero seguir a tu lado.

Te quiero!
y aunque parezca inevitable tu adiós
quiero que sepas que lo que sentí por ti fue sincero
que nunca me esforcé tanto antes por hacer que las cosas funcionen
que tampoco yo se querer
yo me desbordo y me aturdo... tampoco lo sé hacer.

Y en mi ignorancia cometo errores
Discúlpame, no me odies.
Es sólo te quiero demasiado.

Trataré de pensar en ti
de sentirte a ti aunque no estés
Te quiero
No se cuánto durará
quisiera tanto que me abraces!

Y no dejo de llorar
mientras que ya no recuerdo cómo era antes sin tu risa
pero sé que si te digo que te quedes
inevitablemente te seguirás yendo
aunque ya pusiste mi maleta en las afueras de tu corazón.

y ahora sola aquí
cuando las lágrimas caen
solo puedo repetirme
que te quiero...


PD: Ojalá agún día llegues aquí, leas esto y me llames...

lunes, 19 de enero de 2015

Cartamarga 1

Cuando el corazón se te rompe no hay curita ni antibiótico que lo recomponga.

He estado pensando en nosotros todos estos días y creo, sinceramente que mucha solución no hay.
Me estoy cansando de todo: de tu actitud militarizada, tu forma de hablar (me), tus ímpetus de divo y tu manera de avergonzarte por todo.

Y como yo estoy muy enamorada y he desarrollado un sentimiento de apego bastante importante, he pensado en una solución. En realidad la pensé ayer mientras te veía cortandote el cabello a través del espejo.

Tu estabas allí sentado mirando la televisión y yo te miraba babeando. De cuando en cuando me botabas una mirada de lado. Ni tus gestos de ojos ni boca me revelaban algo. Quise correr y no pude pararme si quiera del sillón. Simplemente lo entendí todo. Jamás sería la mujer de tu vida, la niña de tus ojos o algo así.
Pensé en besarte, decirte adiós e irme pero solo me quedé inmovilizada. Me fui al baño y respiré buscando una solución.

Quisiera irme más lejos. Sé y estoy más que segura que no irás por mi. Entonces me acobardo y en ese momento haces algo bonito y me pregunto si sería bueno darte otra oportunidad. Pero hasta cuándo? Porque inmediatamente te vuelves a tu estado original en los cuales la dictadura es tema de todos los días.

Y dudo mil veces de todo tu ser, de lo que me dices sentir. Pero, qué hago si lo que me dices vas por un lado y lo que sientes por el otro?

Ya no sé que pensar...

domingo, 4 de enero de 2015

Un mes

- Hola! Cómo estás?

- Ah hola, dime..

- (...)

- Dime...

- Ah, no nada.

- Dime...

- Eh, sólo que... estás bien? suenas cortante.

- No, es que estaba ocupando en la computadora, justo la acababa de prender y estaba viendo unas cosas.

- Ah ya, pero igual suenas raro. Ni mencionaste mi nombre.

- No, estoy bien.

- (...) - con suspiro largo y profundo - sí, sé que te aburro pero en fin. Llamaba a preguntarte si viste mi mensaje porque como no obtuve respuesta...

- No porque recién prendí la computadora.

- Ah bueno entonces mira que hubiese preferido decírtelo en persona pero no te he visto desde hace varios días y la verdad que no sé cuando te vuelva a ver. Mirá no es un misterio eso de que me estas evitando, de que no me quieres ni llamar, es evidente porque nunca lo haces ni dices nada para que se justifique el hecho de que no lo hagas...

- Ella, acabamos de hablar hace algunas horas

- Y? No te puedo llamar?

- No es eso sino que...

- Que? Qué es entonces?

- Es que no me siento con espacio.

- Si nunca nos vemos! Pasan semanas y solo nos vemos una vez!. La última fue hace un mes.

- Pero es que estamos ocupados

- Es eso o que no quieres verme? Siento que me evades! Cuando hablamos tienes sueño, estas ocupado, tienes que botar la basura, jugar con el perro y qué se yo. Te quiero pero tampoco soy estúpida para no darme cuenta.

- Creo que estás exagerando..

- Exagerando?

- Sí, exagerando!

- Disculpa pero la palabra "exageración" no tiene lugar aquí. Siento que después de esa vez ya me evades. justo coincide con la última vez que nos vimos... coincidencias? O vas a decir que estoy loca?

- Sí, es un hecho: Estas loca!

- Bueno te digo... el mensaje que tenías que leer es urgente.

- Sí? Por que?

- Porque tengo un retraso de 3 semanas....

- Qué?

- Que tengo un retraso de 3 semanas. Me hice la prueba hoy y salio positivo.

- (...)

- Aló?

- Bueno y que vas a hacer?

- Cómo que qué voy a hacer? No lo sé! Dime tu! Tú eres tan responsable como yo!

- jajajajajaa

- Por qué te ríes?

- Cómo se yo que soy el responsable?

- Qué? Espera... yo sólo he estado contigo

- Que yo sepa tu has tenido varios antes

- Y?

- Y pues... yo no creo que sea mío. Además yo no te veo hace un mes así que puedes haber estado con otros hombres.

- Qué? Andate a la mierda, cómo puedes insinuar eso? Déjate de boludeces y ayúdame con el tema.

- No Ella. No me voy a hacer responsable de tus problemas. Son tus problemas no los míos y la verdad es que estoy harto de ti y me llegas al pincho. Mejor es que no me vuelvas a llamar. No me chantes tus problemas. Que? Seguro querías amarrarme con el bebé no? jajajajaja. Pues no te va a resultar. Adiós!.

- Aló? Aló? ...