domingo, 4 de agosto de 2013

S/t X

Angustias se levantó temprano, casi de madrugada
me besó la frente delicadamente y me vio sonreir entre sueños.
Se quedó quieta, de lado, suspirando
velando mi sueño de opio.

Yo fingía dormir.
Me excitaba tenerla al costado
pensar en su cuerpo contorneado casi translúcido
sus ojos fijos, grandes,
enormes y negros
con esa mirada incomprensible y larga, larguísima
como perdida en el tiempo.

Sus largos brazos, rodeando mi cuello
sus largas piernas, escalando mi espalda
su tibio sexo acercándose al mio.

Sus cabellos enmarañados buscando refugio en mi pecho,
ahora al costado
para luego convertirse en una hermosa serpiente que me domina
y me circunda el cuerpo tibiamente
con sus multiples colores.

Y ella entra en mí, una vez mas
y se apodera de mi alma
convirtiéndose mi cuerpo en el accesorio de sus dedos
en el juguete que busca su calma
y en el punto de equilibrio de su sinrazón.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.