jueves, 25 de octubre de 2012

Burbujas que se van y otras que se quedan...

Estaba tranquila desde el momento en que nos dimos el adiós explícito.
Ese momento, en que decidí armarme de valor hasta los dientes, y a pesar de todos los problemas internos que crecen y gritan, te dije "No te necesito".

Tranquila hasta ahora, en que mi corazón se siente arrugado como una pasa y mi alma (esa cosita aquí adentro) se siente mismo acordeón pero sin poder emitir sonidos lindos.

Estoy triste, he de admitirlo, pero... que puedo hacer?
Lo que no es, nunca será... y es imposible de que alguna vez, alguna infinita (o finita) vez... sea...

Y estoy aquí. El allá. El mundo sigue girando.
Las burbujas siguen formándose, creciendo y elevándose a los cielos.
Moviéndose, bailando en los aires con nuestro aliento.
Cosas que nunca cambian y solo giran.
No involucionan o evolucionan... solo se transforman.

Escrituras nuevas en dos libros distintos: el tuyo y el mio
de páginas blancas pero con tinta invisible.
Los versos mas lindos descritos pero que nunca se leerán.

Metafóricas huelgas de hambre físicas, que encaro con perfecto placer, esperando alcanzar mi paz interior.
Pero mi Paz, no llegará pronto porque se fue con Felicidad!
Porque alguien decidió que ella sea trotamundos y se la llevó lejos... muy lejos.

Qué mas queda? Seguir igual pero con borrones y unos cuantos curitas.
Completamente incompleta pero en pie.

Que más queda? Seguir nada más.
Esperar y esperar a que el viento sople
y caiga la lluvia en el desierto
y venga el mar y se lleve el dolor postrado en la orilla.

Que más hay...?

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.