miércoles, 17 de octubre de 2012

...

A veces, muchas veces, siento que no estas...
y un airecito frío me recorre la espalda y estremece mis piernas.

Cierro los ojos, trato de pensar en ti, pero ya no estas.
Tu imagen es borrosa, se pierde en la neblina de mi mente.

Trato, con todas mis fuerzas, de recordar tu cabello, tu piel, tu olor...
pero estos recuerdos son ya inestables, y se tornan gaseosos y translúcidos ante mis ojos.

Y que pasó?, me pregunto.
En qué trinchera oscura de mi mente te metiste?

Y mientras tanto, sola, muy sola, 
echada en un mueble y envuelta en el humo de un cigarrillo que se consume, 
pienso que ciertamente el olvido nos tenía que llegar.


4 comentarios:

  1. Las cosas pasan por algo y no todo es lo que parece. El amor llegará cuando dejes de buscarlo. Nunca fuerces nada y deja que las cosas afloren naturalmente. Esa es la clave. Debes dejar atrás las frustraciones y mal sabores del pasado, sino nunca le darás buena cara el futuro. Este chico, que te hizo pensar que era el indicado para ti?

    ResponderEliminar
  2. Cuando yo lo conocí no pensaba estar con alguien. No me gustaba, me caía medio mal y encima me parecía un confianzudo. Desde que me conoció me abordó de preguntas... Luego con el tiempo nos hicimos amigos y parábamos casi las 24 horas los 7 dias de la semana. Y a pesar de que parezca terrible para cualquier persona, a nosotros nos gustaba. Cuando me di cuenta que me había enamorado, ya era consciente de sus puntos débiles y de sus fortalezas y me enamoré de eso: de él. Y lo que vino de eso fue lo mejor porque me motivó a cambiar mi carácter y a querer dejar de ser sólo yo, comencé a pensar en dos y en buscar métodos para ayudarle a ser mas feliz.
    Cuando me di cuenta de mi gran cambio (muy apreciable para mis amigos) pensé en que tal vez sería genial compartir mas cosas (y todo el tiempo que se pudiera) juntos. Me volví vulnerable y un poco dependiente, todo los sentimientos que yo odiaba sentir los sentía, pero sabes? me gustaba porque era nuevo y parecía muy real. Supongo yo que el amor nos vuelve inconscientemente asi... En fin, en ese momento ya yo tenía la partida perdida...
    Si pues supongo que las cosas pasan por algo. No entiendo aún la razón de sus actitudes pero en fin... algunas veces es mejor NO PENSAR y solamente seguir caminando... aunque nos duela.

    ResponderEliminar
  3. Ya veo, no podría darte una buena opinión ya que no conozco la naturaleza del chico, su forma de pensar y eso. ¿Has perdido el contacto con él?,¿no has pensado en invitarle a tomar una taza de café y platicar? Si bien el pasado es pasado, creo que eres merecedora de una explicación, ya sabes con un "Hola, qué ha sido de ti, te acuerdas cuando..." y llegar casual-sutilmente al tema. Digo, hablando como amigos. Una vez pasé por algo muy parecido, intentado no parecer malintencionada ni ser "sospecha", hablé con la ex y una muy buena amiga del chico con el que había terminado, hablé con ella con el propósito que me ayudara a descifrar su comportamiento (ya que pensaba que ella era la persona que mejor lo conocía), que me diera pistas y de compartir historias (uy!) Las dos fuimos con miedo al encuentro al parecer, pero al final fue una charla muy amena y divertida. Y sinceramente fue la única persona con la que pude desahogarme (creo que te hace sentir mejor hablar con un amigo de la otra persona que muchas veces con un amigo tuyo). Te lo recomenddaría aunque es muy arriegado!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.