domingo, 26 de febrero de 2012

1.0 Mensaje a la Anémona

Querida Anémona,
Te extraño un montón.
Todos y cada uno de mis días (y eso que ya se nos ha pasado un poco el tiempo).
Pero quisiera que no fueras tan hijo de tu madrecita tuerta y cuando contestes el fono del orto lo contestes de buena gana, maldito! Qué te has creido ah?
Me llega haberme templado y siento verguenza de seguir pensando en ti.
aichhhhh

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.