sábado, 10 de diciembre de 2011

El amante fiel



Hace muchos meses, días, horas que no puedo dormir. Simplemente no puedo.

Una presencia extraña me acecha.
Mira por las ventanas de mi casa, esperando la hora para ingresar en ella y hacerme suya.

Entra por la ventana, de manera sigilosa, de puntillas y vestido de lino negro.
Su cabello le cae sobre los hombros y pretende no ser visto, no mirarme, no respirar.

Su cuerpo delgado y elastizado se mueve sin embargo, sin cesar, por las habitaciones pronto sin vida, pronto sin luz.

Entonces él, ahora desnudo, viene a buscarme y me abraza por la espalda dejándome disfrutar de su aroma.
Me arrastra, me lleva a distintos rincones, me eleva y me vuelve a girar.

Insomnio se recuesta a mi lado, me abraza, no me deja ir.
Me da un beso en la frente.
Es que me extraña tanto!

Insomnio me hace el amor muy lentamente. Me susurra canciones al oído y me cuenta historias increíbles.
El es mi Scherezade y yo, como su fiel rey, le oigo atentamente, con la admiración y la devoción que sólo una persona enamorada puede hacer.

Y hace mis noches muy largas, casi interminables y me hace delirar (con sus besos y sus caricias), hasta el amanecer que con sus primeros rayos borra los signos de este amor
ahora sin memoria, ahora sin cruz,
sin pena, sin remordimiento.
Este amor que comienza vertiginosamente la noche siguiente
cuando yo solo me dejo seducir.

2 comentarios:

  1. Perdoname. A pesar de todo, no puedo olvidarte. Eres pa mi.
    Espero algun dia volver a verte pa q vuelvas a dormir entre mis brazos.
    muchos besos

    ResponderEliminar
  2. hola!! visité tu blog y está genial, Me gustaría enlazarlo en mis blogs y por mi parte te pediría un enlace hacia el mío tambien y de esta forma ambos nos ayudamos a difundir nuestras páginas.

    Si puedes escríbeme a ariadna143@gmail.com

    saludos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.