domingo, 4 de diciembre de 2011

De la Abundancia del Corazón habla la Boca

Estuve pensando en esa frase todo el fin de semana. Me acompañó durante el desayuno, el almuerzo y la cena.
Mientras me bañé, mientras lavaba mi ropa y mientras limpiaba mi cuarto. Y sabes qué? me dí cuenta que he estado comportándome de manera extraña, he estado diciéndo cosas con el fin inconsciente de hacer sentir mal a alguien, solo porque me hizo sentir muy mal a mi una vez. Inconscientemente, sé qué le va a doler y ponerlo histérico se ha convertido en mi objetivo cada vez que suena mi teléfono.
Hacerle daño de manera inocente-inconsciente-subliminalmente.
De esa abundancia habla mi boca ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.