martes, 15 de noviembre de 2011

Reincidencias. Trato - ando (con todas mis fuerzas) de dejarte. Día 3.

Aparentemente todo el mundo es feliz. Todos se enamoran, todos comen perdices.
A mi edad, la mayoría o ya está comprometido o se está comprometiendo o tiene ya una pareja estable (emocionalmente estable). Unicamente YO, sigo en medio de una relación de mierda con un hijo de puta que se cree galán de primera.

Le odio. Es más, odio a la gente que termina por teléfono casi tanto como a la gente que te termina por mail.

Encima te terminan por una puta, por una cualquiera más joven y que anda calata a cualquier lugar como dispuesta a tener cualquier cosa en cualquier parte y con cualquiera.
Encima que me dice que ya derrepente me dejo de amar y terminó con el compromiso (que lógicamente sólo era mío).

Con la mayor frescura me llama para saber si estoy bien o no -la forma bonita de preguntar, según el, si me corté las venas o algo así. (como si él valiera mucho la pena). Y la verdad es que después de tanta mierda que me hizo, cuando le llamé hoy para exigirle y reprocharle su comportamiento, sólo supo mentir y decir que nada de eso dijo y acto seguido cortó el fono porque "estaba ocupado trabajando"... Mientras yo me quedé auricular en mano, perpleja con la misma cara de esto:
(...)??

Estoy harta de la situación.
Estoy consciente de mi situación patética de chibola de 15 años templada por primera vez.
Necesito una inyección de autoestima y otra de terapia con internamiento incluido.
Me siento fatal y lo único que quiero hacer es desaparecer e irme muy lejos, no sentir y recordar que alguna vez tampoco sentí.
Nada mas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.