lunes, 11 de julio de 2011

El juego de Pòker


Un demonio llamado Soledad y otro llamado Tristeza se encontraron con Angustias en la calle Esperanza y jugaron pòker toda la noche, hasta que el amanecer llegò y el afàn de no quererse dejar se viò interrumpido por las primeras luces brillantes del sol que aparecieron por las ventanas cuadradas y pequeñas del cuarto de madera en donde estaban. Entonces se levantaron y huyeron despavoridos e irritados, quedando sòlo la sensaciòn que se encontrarìan nuevamente cuando las calles perdieran vida.