miércoles, 2 de febrero de 2011

Miss Whoever-I-am




Despues de ver por primera vez en todos mis años de existencia "Breakfast at Tiffany´s", me quedé pensando en esta última escena de "old fashion romance".

En un instante mi nombre llevó incluida una "e" en su extensión y esas palabras resonaron en mi cabeza... es que acaso el "alma libre" que supuestamente soy vive encerrada en su propia y eterna jaula tan solo por miedo?

Por qué entonces cuando alguien se enamora de mi corro desesperada en otra dirección?

Es que esto de decir que el amor no existe y que las personas no nacen las unas para las otras me ha atrapado?

Las palabras de Paul empaparon mi cabeza, cual lluvia a borbotones sobre la cara de Holly...

Por esa razón el gato ni siquiera tenía nombre!

Al parecer vi un espejo no una pelicula...