jueves, 27 de enero de 2011

S/T


Daría todo lo que tengo por conocer tus sueños
por hacerte dormir y verte sonreir cada mañana con la luz del sol.

Reirnos y quedarnos privados en el suelo
crecer sin querer
envejecer sin dejar de ser jóvenes.

Quisiera acariciar tu piel y recorrerte con el dedillo
ser el espia de tus sueños
estar inmóvil, atenta a cada movimiento
arroparte cuando tengas frio

Quisiera que veamos crecer las flores del jardin
de la casa roja con tejas de la cual solías escribir, recuerdas?

Alimentar tu hambre, satisfacer tu desasosiego
Ser felices sin saber ni entender cómo
Simplemente los dos, rodeados de todos
y rodeados de nadie a la vez.