sábado, 10 de diciembre de 2011

El amante fiel



Hace muchos meses, días, horas que no puedo dormir. Simplemente no puedo.

Una presencia extraña me acecha.
Mira por las ventanas de mi casa, esperando la hora para ingresar en ella y hacerme suya.

Entra por la ventana, de manera sigilosa, de puntillas y vestido de lino negro.
Su cabello le cae sobre los hombros y pretende no ser visto, no mirarme, no respirar.

Su cuerpo delgado y elastizado se mueve sin embargo, sin cesar, por las habitaciones pronto sin vida, pronto sin luz.

Entonces él, ahora desnudo, viene a buscarme y me abraza por la espalda dejándome disfrutar de su aroma.
Me arrastra, me lleva a distintos rincones, me eleva y me vuelve a girar.

Insomnio se recuesta a mi lado, me abraza, no me deja ir.
Me da un beso en la frente.
Es que me extraña tanto!

Insomnio me hace el amor muy lentamente. Me susurra canciones al oído y me cuenta historias increíbles.
El es mi Scherezade y yo, como su fiel rey, le oigo atentamente, con la admiración y la devoción que sólo una persona enamorada puede hacer.

Y hace mis noches muy largas, casi interminables y me hace delirar (con sus besos y sus caricias), hasta el amanecer que con sus primeros rayos borra los signos de este amor
ahora sin memoria, ahora sin cruz,
sin pena, sin remordimiento.
Este amor que comienza vertiginosamente la noche siguiente
cuando yo solo me dejo seducir.

viernes, 9 de diciembre de 2011

(El) Momento... (mi) momento.

2 y 16 am.

Después de estar casi todo un día como una tonta en Facebook, viendo los "updates" de mis amigos
(mentira! estaba esperando a que el Señor Anémona del Mal se conecte)
vi que por fin el susodicho se conectó pero en el Skype
(gracias Skype!).

Mi corazón tamborileaba como un tambor africano.
Casi se me salía!, tuve que cogerlo en el aire para que no atraviese la pantalla del ordenador y se fuera donde él estaba.
Entonces, y derrepente...
ante mi sorpresa...
El...
me habló.

El momento mas esperado, en días, miles de horas y millones de segundos, había llegado.
Estaba recontenta.
Lo que siguió,
el: "como estas?", "que tal tu dia?" eran dichos simplemente por cortesía.
Me di cuenta que, peor aún, no era la única para él en el chat en ese momento. Ya nunca sería la única. Ese momento ya había pasado, se había quedado pegado casi como una mancha en mi recuerdo. Es que él es tan lindo! Es que es tan lindo que tu seas el todo de alguien o por lo menos que te hagan sentir asi...!

Pero, Audry, mi pequeña Amelie, tienes que entender! ese momento ya se nos pasó, se quedó atrás.
Ya nunca mas seremos SU única, SU cielo, SU sol, SU todo.

Asi que (de)solada le susurré al teclado de mi ordenador:
"Que tengas buenas noches, Au revoir!".

Y él.. ni se inmutó.

domingo, 4 de diciembre de 2011

S/T 3

Te quiero pero no puedo retroceder el tiempo.
No puedo volver al punto exacto en donde dejé que las cosas nos pasaran, en donde te deje ir.

Te quiero pero tengo que gritarlo solo dentro de mi.
Tengo que aprender a seguir viéndote y escuchándote sin hacer caso real a mis sentidos,
para evitar abrazarte, besarte y dormir en tu regazo.

Te quiero pero siento que no hay mas nada que pueda ya hacer.
Tengo que aprender a dejarte ir.

De la Abundancia del Corazón habla la Boca

Estuve pensando en esa frase todo el fin de semana. Me acompañó durante el desayuno, el almuerzo y la cena.
Mientras me bañé, mientras lavaba mi ropa y mientras limpiaba mi cuarto. Y sabes qué? me dí cuenta que he estado comportándome de manera extraña, he estado diciéndo cosas con el fin inconsciente de hacer sentir mal a alguien, solo porque me hizo sentir muy mal a mi una vez. Inconscientemente, sé qué le va a doler y ponerlo histérico se ha convertido en mi objetivo cada vez que suena mi teléfono.
Hacerle daño de manera inocente-inconsciente-subliminalmente.
De esa abundancia habla mi boca ahora.

jueves, 1 de diciembre de 2011

La verdad acerca de la Mermelada

A la mermelada,
ese dulce delicioso que acompaña la tostada, la galleta, el pan...


La mermelada, esconde bajo su seno una verdad tenebrosa para muchos y muy normal para ella misma.

Porque la mermemelada es de fresa aunque aparenta ser de limón, muy agria al probarla, al hablarle, al escucharle reir.

Porque la mermelada parece entre neurótica e histérica, perdida en los puntos que conforman una línea muy gruesa
saltando de un lado al otro, llamando la atencion (sin quererlo), encantando (sin pretenderlo) y conquistando paladares (sin proponérselo).

Sin duda para algunos la mermelada asusta por su dulce querer y su amargo odio. La mermelada, el dulce predilecto de mi tostada, esta cansada de ser consumida, de perder energías vanamente, de dejarse ver sin ser vista y probar sin ser probada.

A la mermelada, esta mermelada, nunca entendida, nunca realmente conquistada, se le pasa vida tratando de entender a los sabores, de encontrarle sus colores, de disfrutar y percibir sus olores.

La mermelada, dulce y suave manjar, se muere de fría por su textura gruesa y tosca; parece toffee u otra cosa (sin realmente serlo), muta en el tiempo, muta ante esos ojos inamovibles sin pestañear, cambia tanto pero de manera tan sublime, tan suave, tan poco perceptible...

Quién lo diría, quien pensaría que esta mermelada solo sufre de incomprensión.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Meditaciones. A siete dias del Dia D.

Te has puesto a pensar en que nos queda después de esto?

Buena pregunta, verdad?.

Miro la unica pared roja de mi cuarto y busco en ella la respuesta ausente.

No se si en este momento estarás pensando lo mismo que yo pero, la verdad, es que me ha quedado la soledad y un gran terreno vacío, todo hueco después de la destrucción; sin gente, sin estructuras, sin nada... solo el silencio ensordecedor que se cuela por todas partes y hiere mis oidos y me distrae de la insana realidad, de esta realidad ya absurda y miserable en la que me sumerjo al despertar.

Y mientras, abro los ojos e intento volar (regresando) a ese algun momento donde crei ser (estupidamente) feliz, porque en la ignorancia mia encontré la felicidad, la simplicidad de los momentos y la complicidad unica de los dos, sin barreras horarias ni murarias

esa que ahora ya no existe .

jueves, 17 de noviembre de 2011

Sigo dejándote... - Día 5

Día 5. Manuel en Lima (suelto en plaza) y yo en provincia inmolándome.

Fallé en mi cometido de "NO LLAMAR". Lo que a continuación cito fue producto de la estupidez mía.

Yo: "Por qué no contestabas?. Te he llamado como 10 veces seguidas y unas 40 en todo el día!. Qué te pasa? Qué estabas haciendo?"

Manuel: "Nada. Estoy ocupado..."

Yo: "Pero estas de vacaciones... ya no estas trabajando... Ayer y todos estos días me dijiste eso porque estabas trabajando"

Manuel: "Sí pero, es que ahora estoy ocupado con mis amigos. Y estaba tan ocupado que no escuché las llamadas."

Yo: (auricular en mano) "(...)"
y boquiabierta- "Realmente eres un hijo de p...."

Eso me pasa por llamar a un idiota que se cree la gran cosa.

Acto seguido: Tiré mi celular por el inodoro. Se acabó la webada! Sino me quieres... no hay nada que hacer.

Tarde o temprano TODOS VUELVEN. Sólo es cuestión de tiempo. Prepárate chivo-lo porque te va a doler!!!! Te lo prometo!!!

miércoles, 16 de noviembre de 2011

La verdad a Flote. Es mas duro tratar de olvidarte... - Día 4

Seis de la tarde y media. Cansada hasta el orto y con los ojos hinchados de tanta computadora de mierda. Hasta ese momento el ruloso maltrecho llamado Manuel solo había timbrado una vez, algo que en términos psicológicos manulianus lizarraguianus pretende llegar a mi cerebro como "hey, para que creas que estoy pensando en ti, mi reyna, mi pequeña linda...". Pero en la realidad londa y lironda significa: "OYE TARADA, VES COMO ME LLEGAS AL ORTO? NI SIQUIERA GASTO MI SALDO EN TI? BUENO TE TIMBRO PARA QUE TE JODAS Y PIENSES MAS EN MI PUES! (LERO, LERO...)".
Y mientras tanto yo pensando en el pata en cuestión, tirada patas arriba en mi cama y rascándome mi panza pensaba en las musarañas y en porqué michi me había olvidado tan rapido rompiendo el compromiso y todo.
Entonces suena el teléfono. Era él...

Manuel: "Hola mi reyna. Como está mi niña?"

Yo: "Pues... bien..."-y mientras tanto me acordaba de mi en las horas previas, casi muriéndome porque no sabía nada de él- "y tu? Que tal te va con Alejandra?" -Alejandra es la chica nueva que labura con él, a la que yo escribí invitándola a nuestra fiesta de compromiso y por la cual me terminó Manuel el sábado.

Manuel: "Ah. Bien. Pero ella ha tenido que viajar a Chimbote. Porque tu sabes que ella trabaja en eso de las huacas del norte..."

Yo: "Oh! Estarás triste entonces..."

Manuel: "Hmmm. Sí, pero ya hoy me voy a Lima y voy a ver a la gente asi que no hay problema."

Nunca pensé que decirle las cosas de manera tan natural, tan sencilla, tan "sin molestarme", haría que él me confiese su cruda verdad. Estaba con ella... Lo había afirmado de la manera más tonta del mundo. Se olvidó de sus mentiras por un momento y me confesó lo que en realidad sentía en ese momento. Mi torre se cayó a pedacitos causando incendio y destrucción en mis ciudades interiores. Era un hijo de puta! Y ella tambien era una hija de puta! (bueno yo ya tenía referencias de ella como tal, a decir verdad) Una hija de la gran puta al fin y al cabo!.

Le reclamé. Me molesté. Quemé energías y mil calorías renegándole, exigiéndole porqué diablos se había comprometido entonces conmigo. Pero ya no había excusa que valiese. Ya le había escuchado su inocente confesión.

Pero, desde hace cuánto está con ella? Desde hace cuánto me hizo cornuda?
Eso sí jamás me lo dijo.

Han pasado las horas, pocas a decir verdad, pero sé que hasta el día en que me muera, nunca entenderé porqué montó el espectáculo del compromiso y la boda. Por qué si no quería nada serio conmigo?

Y me quedé planchando el vestido de novia, de una boda a la cual sólo iba a ir yo.

martes, 15 de noviembre de 2011

Reincidencias. Trato - ando (con todas mis fuerzas) de dejarte. Día 3.

Aparentemente todo el mundo es feliz. Todos se enamoran, todos comen perdices.
A mi edad, la mayoría o ya está comprometido o se está comprometiendo o tiene ya una pareja estable (emocionalmente estable). Unicamente YO, sigo en medio de una relación de mierda con un hijo de puta que se cree galán de primera.

Le odio. Es más, odio a la gente que termina por teléfono casi tanto como a la gente que te termina por mail.

Encima te terminan por una puta, por una cualquiera más joven y que anda calata a cualquier lugar como dispuesta a tener cualquier cosa en cualquier parte y con cualquiera.
Encima que me dice que ya derrepente me dejo de amar y terminó con el compromiso (que lógicamente sólo era mío).

Con la mayor frescura me llama para saber si estoy bien o no -la forma bonita de preguntar, según el, si me corté las venas o algo así. (como si él valiera mucho la pena). Y la verdad es que después de tanta mierda que me hizo, cuando le llamé hoy para exigirle y reprocharle su comportamiento, sólo supo mentir y decir que nada de eso dijo y acto seguido cortó el fono porque "estaba ocupado trabajando"... Mientras yo me quedé auricular en mano, perpleja con la misma cara de esto:
(...)??

Estoy harta de la situación.
Estoy consciente de mi situación patética de chibola de 15 años templada por primera vez.
Necesito una inyección de autoestima y otra de terapia con internamiento incluido.
Me siento fatal y lo único que quiero hacer es desaparecer e irme muy lejos, no sentir y recordar que alguna vez tampoco sentí.
Nada mas.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Ansiedad... En camino a dejarte? - Día 2


Son las 4 y 58pm. Estoy trabajando pero no puedo dejar de pensar en el idiota.
Ahora dudo que pueda ganar esa tonta apuesta.
Recórcholis!!!!
Me estoy que muerdo todas las uñas.
Siento muchas ganas por pedirme prestado un celular y ponerle mi chip porque (para los que no lo saben) me olvidé mi cargador en Jutlandia y en este pueblucho de mierda no hay ni uno solo para comprar (qué cojudez!)... buaaaa!!!!!!!

Por qué pienso tanto en él?
Escucho cualquier cosa y me acuerdo del melenudo flacuchento que habla mal y no tiene buena dicción.
Qué me pasa????
Estoy enferma???
Parece que tuviera una adicción!


Entonces se me cruza por enfrente de los ojos las siguientes preguntas:
Estaré adicta a él?
Por qué le necesito tanto?

Seguirá pasando las horas, y espero que esta salivación excesiva, y esta sudoración del mal, pase. =(

domingo, 13 de noviembre de 2011

Di: VAGA - ción. En camino a dejarte. Día 1

Para empezar a dejarte debo de no pensar en ti. Un poco imposible porque siempre recuerdo algo. Algo pequeño, algo grande. Algo bonito, algo feo, algo muy feo... Para empezar a olvidarme del Sr. Manuel Lizárraga debería pensar más en mi orgullo. Mi orgullo como persona y sobretodo mujer, porque "ya estuvo bueno" de tanta pasada de esquina y de adornos multicolores y multiformes sobre la cabeza. Debería pensar mas en Shila, Roxana, Sofia, Luisa, Ingrid, etc etc. porque la lista es larga y sus chicas nunca terminan de aparecer. En este momento pienso, qué de especial tiene ese flacuchento melenudo? Ni sé sinceramente... Porque no habla, balbucea.No camina, cojea, No dice algo de manera rotunda, divaga. No es sincero, siempre FLOREA. (Es un florero monse del mal) y sobretodo JAMAS SE DECIDE A MADURAR! Me pongo a pensar en todas las horas y energías malgastadas en su persona. Cuando corta el teléfono tras haber mentido de manera desvergonzada y cínica, y yo llamando como cojuda (porque otro nombre no tiene) pidiéndole explicaciones sobre lo ya inexplicable. Porque su profile del facebook lo dice todo "a veces no es bueno dar la cara". Y digo "y yo? Qué soy? que fui? Fui lo mismo que ellas? Una raya mas tras la puerta?" Y pienso en el compromiso que hiciste y en nuestro casi matrimonio para ti y matrisuicidio para mi con muchas horas de lloriqueos porque no apareces y el telefóno del otro lado nunca suena. Qué espanto! Qué tétrico! Bueno, qué te puedo decir este amor ya choca el límite de la estupidez mía y de la manupulación plena tuya. Sé que tengo que hacer y trato de recordar en este momento todo lo malo que haces y en lo que me dijiste ayer para sentirme peor y no llamarte ni escribirte. Por que yo ya deje de ser una persona para ti (no sé bien desde cuando) pero no lo advertí y como no sé como deshacerme aun bien de tu recuerdo de mierda y el olor a manzanas de tu estúpido cabello ruloso, es que he decidí repetir a bien tu consejo y no dar la cara en este momento. Por que estoy resentida pues, NO ME JODAS. Además, yo quiero ser sólo yo y hasta que lo aceptes.... son muchos años luz. Tomé la apuesta de Jorge, bloqueé mi Facebook, previa borrada de sus fotos en mi profile y maté a mi teléfono celular temporalmente. Obviamente que el temporalmente es un par de días, porque lo necesito para comunicarme en este pueblucho de mierda!!!! Asíq ue trataré de no contestar ningún mail ni llamada del orto que el maldito me haga, sino perderé la apuesta y la verdad, es que soy muy tacaña para pagarla. Ese pata no vale ni el pisco sour de 7 soles del Nazca Terra que le aposté en su nombre. Muérete Manuel!!!! (espero seguir con este pensamiento el resto de días, aunque en este momento se me cruza la venganza...)

domingo, 23 de octubre de 2011

Dia de enero


Hoy día, uno de los días mas felices de toda mi vida.
Y si!, mi día empezó hoy tempranito, como nunca, a las 6am.
Hoy, un día sábado cuando por mi ventana asomaba, de manera tímida, un rayito de sol precioso que asemejaba al oro.
Mi ventana semiabierta dejaba colar por entre la cortina de lino blanco un chorrito de aire que golpeaba cariñosamente mi carita sonrojada ante el canto de un cuculí que de manera repentina se había posado en el alféizar.
Sonreí. No podía ser mas feliz.

lunes, 11 de julio de 2011

El juego de Pòker


Un demonio llamado Soledad y otro llamado Tristeza se encontraron con Angustias en la calle Esperanza y jugaron pòker toda la noche, hasta que el amanecer llegò y el afàn de no quererse dejar se viò interrumpido por las primeras luces brillantes del sol que aparecieron por las ventanas cuadradas y pequeñas del cuarto de madera en donde estaban. Entonces se levantaron y huyeron despavoridos e irritados, quedando sòlo la sensaciòn que se encontrarìan nuevamente cuando las calles perdieran vida.

domingo, 19 de junio de 2011

Carta a Manuel


Jutlandia, 19 de Junio del 2011
12 y 37am

Estoy temblando.
Me muero de los nervios y estoy temblando: por la indignación, la cólera y la rabia de que te hayas burlado de mí y de esa forma.

Quería creer en cada una de las palabras que me decías al oido, que escribias en tus mensajes todo el tiempo.
En las miradas... en las caricias... todo.
Quería creerlas, quería pensar que eran sinceras.

Quería creer que era cierto que había encontrado a alguien que me entendiera plenamente,
A mi partner Pirata con quién conquistaría tierras lejanas.
A mi cómplice, a mi compinche de la travesura diaria,
A ése que disfrutaba hacerme dormir sobre sus piernas cada tarde,
A ése que le gustaba hacerme reir a borbotones...

Me es difícil todo esto, muy difícil. Quisiera tanto que el dolor pase, que venga la lluvia y se lo lleve así como se lleva la suciedad de las calles grises,
lo quisiera tanto!!!

Quisiera tanto ser de piedra, que no me doliera, que no sintiera absolutamente nada, que la amnesia se decidiera apoderar de mi y me concediese el honor de olvidarte y sacarte de mi memoria de raíz...
Lo quisiera tanto, tanto en este momento cuando el telón ha caído y te veo desnudo frente a mis ojos
Feo, feísimo.

Y todo, todo era mentira: Que ella era tu amiga, que nunca habías estado con ella, que te seguías comunicando con tu ex, que ya no la amabas, que no tenías amigas sexuales, que eras una buena persona...

...Todo eso no era más que una vil mentira!

Maldito seas por mentirme incluso cuando ya sabías que te había capturado la mentira.

Maldito seas por quererte burlar de las personas que como yo se dieron sinceras a ti y te abrieron los brazos.

Maldita yo por haber creído en ti.

lunes, 13 de junio de 2011

El Capullo Rojo

Hubo una vez un capullo rojo relindo
cerraba sus ojitos al sol
no querìa ver, no queria oir,
no querìa sentir los rayos del sol
no querìa sentir la brisa del viento
pero era inevitable...
era inevitable que crecerìa
que se harìa mas fuerte
que cambiarìa de forma mas no de esencia.

Y espera cambiar
ser hermoso como las flores que imaginaba en sueños.
ser rojìsimo, de color carmìn.
Y nunca se dio cuenta que en realidad ya era asì.
Y la gente lo veìa sembrado en un jardìn a la mitad de un camino
lo veian, lo admiraban,
se regocijaban con su gràcil movimiento de las once
con su danza rota por la lluvia.

Y el capullo se contentaba sòlo con hacer feliz al resto.
No sabìa su rol en medio del jardìn.
Quièn nos enseña?
Quièn te enseñarà a ver?

jueves, 26 de mayo de 2011

Lo digo o no lo digo (he aquí la cuestión)


Hace un rato departía via Skype con un muy buen amigo y salió esto a la conversa: "y qué si simplemente le buscas, le dices todo lo que sientes y ya?"

De este fragmento hace ya como una hora y aún ronda en mi cabeza (sin razgos indicativos de querer irse)

" y qué si simplemente se lo digo y ya..."

A ver pues, construyamos la escena para que sea mas ilustrativa en nuestro ejemplo.

Él el amor de tu vida. Tu???? bueno... tú, eres tú... no sabemos realmente qué rol estas jugando para su vida pero en fin, seamos positivos: Te quiere, pero aún tal vez no se lo ha pensado...

Y un día así por así, después de tanto cruce... de tanta mirada sin mirarse... de tanto sonrojo... te le apareces de la nada y lo miras y le dices:

"Oye sabes qué? yo te quiero infinitamente y compartir mi vida contigo sería lo mejor que podría sucederme. Tienes mi corazón y creo que podemos tenerlo todo... hasta lo mas profundo, lo más simple y lo más complejo."

Y él te mira a través de sus lentes cuadrados con cara de desconcierto y desconfianza.
Y a cualquiera de estas reacciones, que cito a continuación, es a la que tengo miedo: a su posible risa nerviosa, a su posible mofa, a su recontra posible choteada, a su mirada de desprecio, a su frase "tengo enamorada sorry... llegas tarde"...(y auchhhhhh!!!! duele, duele...)

Pero sin lugar a dudas a lo que más le tendría miedo, es que simplemente no me diga nada, nada de nada, y me deje -una vez más- allí sola, repitiéndo esta frase a media tinta:

"podemos tenerlo todo hasta lo más profundo..."


miércoles, 11 de mayo de 2011

Memorias de una "Cita"

Se lavó la cara por tercera vez consecutiva y se miró al espejo. La imagen distorcionada de su rostro jugaba con las gotas de agua caidas que dibujaban figuras extrañas una vez mas.

Hoy lo vería y la idea extraña de encontrarse con alguien a quien mucho tiempo detestó y hasta odió en silencio le provocaba escalofríos...

-A las 7pm!. Si mejor no voy?

Y algo parecido a las mariposas comenzaron a revolotear en su estómago.

Palideció.

Siempre le había parecido simpático... guapo mas bien...
Siempre le había parecido muy inteligente e interesante pero... le daba miedo sus explosiones atómicas, sus miradas de ira, sus irreverencias diarias.
Y sin contar sus aires de divo del pop rock europeo! con su caminar tipo los hermanos Gallagher y su mirada por sobre el hombro.

-Por qué le ocurrió invitarme a salir?

Y mientras se lavaba la cara por cuarta vez, alucinaba su futuro cuerpo degollado en alguna calle lejana de Puente Piedra o golpeada y tirada por un puente...
Entonces se estremeció y dejó su actitud compulsiva para mirarse nuevamente en el espejo empapado.

"No, sin lugar de dudas estaba alucinando!. El no sería capaz de hacerme algo, o si?"- y levantó la ceja como solía hacer cada vez que se preguntaba algo así misma.

"Ok, ahora sí que estaba preocupada! A ver pues que se traería ahora el muchacho misterioso..."

Y se terminó de peinar rápidamente para luego pintar rápidamente sus labios de color carmín ésos que ella en secreto había deseado que el conozca.

jueves, 24 de marzo de 2011

(Cómo se come) La Felicidad


"Felicidad" es una palabra proveniente del latín "felicitas" que significa -según el Honorabilísimo Diccionario de la Real Academia Española-, el "estado de ánimo que se complace en la posesión de un bien..."

SI, SI LEISTE BIEN! Posesión de un bien dice!
Qué, no sabes leer??

Lo gracioso es que, hay mucha gente que tiene muchas cosas, mejor dicho (y aclaro mi garganta en este momento) que tiene muchos "bienes" por asi decirlo y nada, no son felices ni yendo al baño despúes de tomar dos litros de agua y estar aguantándose tres horas la pichi para hacerse una ecografía.

La felicidad, esa cosa abstracta, me suena a "amor", a algo tan lejano, tan esporádico, tan escurridizo que cuando lo piensas tener en realidad ya no lo tienes.

Y despierto con la idea muy temprano, lo escribo todos los años fervientemente en mi cuadernito de resoluciones, me voy a dormir pensando en que quiero tenerla, en que tal vez la tengo y en que si la tengo "por favor Diosito, que me dé cuenta para poderla disfrutar" y que no sea como el caramelo esperado, como el dulce en el mostrador de esa tienda cara a la cual no podías entrar porque nunca tenías la plata y cuando por fin juntaste y te lo compraste, estaba rancio. Sí, por favor, que mé cuenta por lo menos para decir "alguna vez fui feliz".

Pero entonces y sin darme cuenta...

La felicidad se me cae cuando quedo impresionada por un paisaje bello, por una lectura espléndida, por una escultura o una foto de ésas que te tocan. Cuando me levanto del mueble, me saco conejos de la espalda y sonrío emocionada de lo buena que fue la película y salto contenta aplaudiendo. Y cuando descanso luego de trabajar doce horas, cansada hasta el ojete, comiendo un helado y recordando la postura graciosa de mi conejo y la sonrisa linda de un traseúnte diminuto, cualquiera.
Escondida detrás de los ojos de alguien, detrás de la sonrisa del niño con la cara toda quemada y cabello rizado que se subió a la combi y que encima, te hizo reir.
Yendo pegada a la patita de un pelícano que come pan en el mercado de pescadores a las cinco de la mañana. Observando a los amigos conversar, a los enamorados enamorarse y así...

Supongo yo, que la felicidad no viene en frasquito, ni con receta médica; detrás de un porro o de una hostia.
Supongo que la felicidad lo mismo da, que venga con alguien o que venga sola; caminando descalza o en combi chocona.
Y supongo que, en tu soledad o en tu compañía lo mismo es.

Y la Felicidad, te diste cuenta (por fin) que cosa es?

sábado, 12 de marzo de 2011

I´m not longer wanna see u


Son exactamente las 1:22am de un día sábado y tengo una cita doble con mi compu y el televisor (al cual amo y odio perversamente) mientras veo mi serie favorita "Sex and the city"; y, puchicana "I´m freaking out", estoy con ese sentimiento de abismo interno. Tengo al interior al Cañón del Colorado y, por mas que trate de comprarme todo Macy´s y de decirle a la cajera que la amaba luego de que me diera un cupón de 20%de descuento sobre el descuento del 75%, me sigo sintiendo igual.
Y es que haga lo que haga (y pase el tiempo que pase) aún sigo pensando en el chico que alguna vez visitó el bosque de Jutlandia.
Hoy releí sus mails, releí mi sentenciante respuesta (un poco despechada al inicio) y lei su fucking blog en donde le decía a la "damisela de su corazón" esas cuatro "asesinas" palabras: "que-haría-sin-ti"...
Y dime si pensabas eso también cuando estuviste conmigo.
Que estabas muerto de miedo de terminar conmigo por teléfono y que en verdad nunca quisiste hacerlo,
Que deseabas estar a mi lado cuando casi muero en ese horrible accidente,
Que todo este tiempo que estuvimos separados pensabas en mi tanto como yo pensé -y pienso-, en ti.
Y sí pues, que suerte tienen las delgaduchas, aniñadas y sin poder de opinión.
Que suerte tiene ella de tenerte!,
Fucking shit, i´m fucking jealous!

Y leo entonces esa última frase tuya, escrita en un mail que si fuera tangible estaría amarillento y con huequitos: "I´m not longer wanna see u. Please don´t write to me..."

miércoles, 2 de marzo de 2011

Tabla de Lógica (Esquema de una vida de mierda)

01 millón de maltratos.
+ 01 centenar de lágrimas caídas
+ 01 decena de "intentos fallidos"
+ 01 trauma psicológico.

=>

03 psicólogos.
+
02 psicoterapeutas.
+
01 psiquiatra...

=
188 recetas de antidepresivos y ansiolíticos
94 cocteles de paroxet con vodka u otra cosa bebible
32 noches dopada y sin poder dormir
16 veces por noche que mi cara se adormece y se dobla


Quién lo elige?
Quién nos crea así?

Y mientras mas escucho que voy a estar bien
Y mientras más miro hacia la pared (alguna vez roja)
presiento que esta tabla de lógica perdió ya su lógica.

jueves, 17 de febrero de 2011

La espera

Hacía frío aquel día.
Según yo, era el más frío día de aquel invierno. Tenía puesto como dos polos, mi chompa y mi casaca y aún tenía frío. Estaba sin duda con la presión baja.
mmm, mal síntoma!. Eso indicaba que estaba nerviosa o preocupada... y sí, sí lo estaba pero...
Daba vueltas atravesando el pasadizo una y otra vez, mientras fumaba para supuestamente yo "tranquilizarme". Mala técnica, malísima, pues no estaba dando resultado.

Mi ansiedad provenía de ella: Andrea, después de diez años regresaba de viaje.
Ella era como mi hermana, era una extensión de mi cuerpo... era mi apéndice, mi riñón... era mi vesícula sacada a los 18, embalada en una bolsa y enviada directamente por Fedex a Estados Unidos.
Eso era ella y por fin vendría.

La recordaba mientras caminaba por el largo pasillo. Cómo estaría? No la veía ni le hablaba hacía muchos años. Y podría ser estúpido y romántico pero propio de nuestras almas gemelas, ponernos a prueba y esperarnos encontrar un día determinado a una hora aproximada en el aeropuerto, sin haberlo confirmado, sin haberlo hablado recientemente, sin nada de nada. Queríamos jugar a la Rayuela.

Las horas parecían pasar lentamente, muy lentamente. Yo al borde de un atarque de nervios, comiendome todas las uñas que ya no tenia y él, apoyado a lo lejos de una baranda, me observaba por encima de su libro dejando ver apenas sus lentes rectangulares negros.

Me quedé parada cigarrillo en la mano pensando en los dos mundos que se habían juntado desde ya cuatro años. En que a pesar de estar tanto tiempo juntos, habíamos llegado al extremo de divertirnos en una habitacion sin siquiera hablarnos o mirarnos.
Pensé en las noches que pasamos juntos arrecostados uno junto al otro, con la música de nuestra respiración, iluminados sólo por el farol de la calle que entraba por las persianas... en esos momentos de angustia en que creo que está tan lejos a pesar de que esta tan cerca...
Dos sistemas planetarios que se entrelazan continuamente para intercambiar habitantes, jajajaja. Sonrío en mi mente, y no me estoy mirando pero sé que lo estoy viendo con la cara de perrito degollado. Ahora me mira.

-Auchhhh!!!!!!!!!!

El cigarro me quemó los dedos y Antonio se ríe de mi tierna estupidez. Rápidamente y sonrojada, miré al costado, pretendiendo que nada había pasado, pero era imposible eso... ya me habia quemado... lo que faltaba una-huella-mas!

Apoyada en la baranda observé la puerta de salida de pasajeros. Ya eran las 6! Ya debería haber llegado. El único avión que venía de Miami había aterrizado a las 4 y 30pm y ya debería haber salido!!

Le hice una seña a Antonio y me rasqué la cabeza como signo de desesperación e impaciencia. El se contrajo de hombros. A veces me era difícil saber si le importaba, más aun cuando hacía eso. Respiré media descorazonada.

Entré a la capilla un rato para sentarme, y desde alli observaba a lo lejos al niño de mis ojos. Qué estaría pensando ahora?
Y mi impaciencia se mezclaba con mi ansiedad, con mi incertidumbre. A lo mejor ya no jugábamos mas ella y yo. Ya la distancia nos había matado.

No sé cuanto tiempo estuve sentada pensando en esas cosas. Lo que sí sé es que fui botada de la capilla cuando apareció un cura queriendome consolar. Qué cara de muerto tendría!
Apresuré el paso y desde el umbral lo vi otra vez a él.
Seguía leyendo su libro! Parecía en trance.

Parada alli en el medio del pasadizo pensaba, habría advertido que ya no estaba a su lado revoloteando?
Chequé la hora en el celular. Ya eran las 8pm. No vendría, ya no... Ella me había olvidado. Había olvidado la promesa que me hizo. Había olvidado nuestro encuentro.

Me acerqué pacienzudamente y con el alma desmoralizada, hacia el cuerpo de mi amante que seguía leyendo. Y, a un metro de distancia suya nada le parecía inmutar.
Miré de nuevo hacia la puerta de embarque, el hecho de que no viniera significaba algo pero qué?

Un suspiro largo, brotado a través de mis labios, cortó nuestro momento de distensión.
Pero aún así el no volteó.
Un frío aire refrescó mi cabeza hasta hacerme estremecer. Y cual revelación ante mis ojos lo comprendí todo...
No importaba cuán lejos o cerca estemos, igual siempre estábamos muy lejos. Andrea no era única que se había olvidado de mí. Lamentablemente -y aunque me dolía aceptarlo desde hacía ya algunos meses-, él ya me había dejado, de alguna manera...

Entonces mi mano esculpió cada uno de sus cabellos y mis labios carmines rozaron su mejilla.

-Adiós!- susurré.

Era mejor así...
Mejor y aunque me doliese.

lunes, 14 de febrero de 2011

El "Especial" de San Valentin! - =S



Quién dijo que el romance murió?

Gracioso pero estaba pegado en la puerta de un bar. Me pregunto cuándo murió? Cuándo el día de San valentín se convertió en un real "Pain in the butt!".
Posiblemente UNA de la respuestas está en que mi San Valentin está con su San Valentina y yo aquí mordiéndome para variar mis uñitas.

OTRA respuesta puede ser, que detesto que me exijan hacer algo en un día. Que ese día TENGO que sí o sí regalarle algo a mi pareja, cenar, etc. Por qué? Por qué no otro día?

Por qué ese día además TODOS los lugares estan super recontra llenos?
Por qué razón todos llevan rositas rojas? Qué joder no existen otras flores acaso? Osea que TODAS SOMOS IGUALES? Joder!

Además me recontra revienta y me llega a los segundos orificios de la oreja que no tengo, que todos los hoteles esten llenos ese día. Qué? no tienen otra cosa más interesante que hacer que sólo tirar? Osea que encima tengo que asegurarle un buen polvo a mi pareja para que su San valentín sea "especial"?
Osea más stress! Más que seguro que por esto yo ni lo disfrute...

Al final, sabes que San Valenticito? Te me puedes ir por el orto! (ya que no hay más espacio en la Concha de la Lora!)

YO ME UNO A LOS QUE NO TE CELEBRAN MAS!!!!!!!!!!!




domingo, 6 de febrero de 2011

La Agonía del Messenger

Pucha, ya van dos semanas completas y nada de nada. Me paseo del Messenger al Facebook y del Facebook al Messenger y mi busqueda no tiene éxito. Al parecer mis pociones de makumba y hechizos de amor a la luna, me han afectado más a mí de lo que le deben haber afectado a él (y no es que yo crea en esas cosas).

Y siguen pasando los días y ni le veo el rabillo de la sombra por ningún lado.
El Skype está que sufre por su ausencia al igual que mi bandeja de entrada del Gmail.

Ya no sé a que diablo echarle la culpa o con qué cuento buscarle excusa. Y mientras más maquino las infinitas posibilidades, me quedo sin nada entre las manos... absolutamente nada que lo justifique.

Y me encuentro diciendo una vez mas, y al final de todo, que la fuckin' diferencia de horario tiene la culpa: Sí, ésa tiene la culpa!!!!!

Y yo mientras tanto, le sigo extrañando a horrores mientras veo sus fotos en mi muro colgadas todo el tiempo.

Y me agazapo en mi sillón esperando Mayo, Junio, Agosto... que los días pasen rápido y corran veloces para que regrese.

A veces me encuentro de repente, sonriendo como idiota, pensando que hacías tales o cuales cosas en un momento preciso del día, se ponía nervioso sacudía sus blondos cabellos y sonrrojaba. Y cuando lo recuerdo, dejo lo que estoy haciendo y digo
-"A ver... el Pollo ahora habría dicho que...

Pero sandangán! no hay mas Pollo, ni pan con pollo, ni pollo con ensalada, ni pollo con salsa, ni siquiera un pollo con papas que se le parezca.

Algunas noches sueño que el Pollo regresa de Bielorrusia, con sus papas doradas al hombro diciéndome en su castellano mal chancado y extendiéndo sus alitas:
-"Te extrañé tanto..!"

...Pero digo que lo sueño, en lugar de que lo espero; porque es casi imposible decir ya que suceda.

El Pollo a estas alturas de la noche y con el correr maratónico de los dias debe estar pensando en la inmortalidad del hipocampo rojo belga, (ése que no existe) antes de estar pensando en mi.

Y mientras tanto el Messenger seguirá esperando y el Skype seguirá sufriendo.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Miss Whoever-I-am




Despues de ver por primera vez en todos mis años de existencia "Breakfast at Tiffany´s", me quedé pensando en esta última escena de "old fashion romance".

En un instante mi nombre llevó incluida una "e" en su extensión y esas palabras resonaron en mi cabeza... es que acaso el "alma libre" que supuestamente soy vive encerrada en su propia y eterna jaula tan solo por miedo?

Por qué entonces cuando alguien se enamora de mi corro desesperada en otra dirección?

Es que esto de decir que el amor no existe y que las personas no nacen las unas para las otras me ha atrapado?

Las palabras de Paul empaparon mi cabeza, cual lluvia a borbotones sobre la cara de Holly...

Por esa razón el gato ni siquiera tenía nombre!

Al parecer vi un espejo no una pelicula...

domingo, 30 de enero de 2011

S/T 2

No me explico la crueldad de tu corazón!
Es que no tienes una pizca de consideración!
No se a dónde vas ni de dónde vienes... mi corazón se me arruga cual pasa marchita de tan seca. Me escribes, hoy ya no me escribes. ¿me odias o no?
Mientras tanto las aves revolotean y sueñas tocarlas para ser feliz,
para que esas aves kamikases acaben con tu vida y se coman a picotasos lo que aun te quedaba de corazón. Miras hacia el horizonte desolado, mi imagen se vislumbra a través de la niebla...
Y estoy ahí sin estarlo, sin quererlo, ni sentirlo.
El miedo a enfrentarnos nos hace dueños del mutismo absoluto, ganadores del premio más alto, del mismo que antes nos hizo subir las escaleras de tu cuarto.

Me acusas de sentir demasido y también de no observar, detalles minimos y absurdos importantes en la escena según el director exigente.
Y me olvidé que en esta historia -al igual que en las otras-, tan solo tú diriges, produces y hasta escribes el guión.
¿Como pensar algo que solo podemos sentir para degullir?

Me acusas de malas elecciones, de neuronas no recicladas desde la infancia.
Y es que mi realidad se sazonó con detalles frívolos aprendidos y dotes de niña buena a la violencia de un golpe o desprecio.

La realidad se vuelve fantasía y ésta le quita protagonismo nuevamente a la falta de cordura. Y no es una excusa decir que te olvidas de detalles de error de fabrica que se dieron y se siguieron dando desde hace muchos años. De allí el origen de la realidad entonces transformada por la vista miope y astigmática de la damisela de Jutlandia.
Por eso es que siempre miré mal, observé mal, pensé mal, era obvio que acabaría decidiendo mal!

Y ahora cuatrocientos años después
con el cabello cano y las arrugas ganadas en la frente
me pregunto si cogeras por fin tu balanza y nos escucharemos alguna vez.
Sé que alguna vez debes de pensar en mí.
Que alguna vez cuando estas con ella debes de acordarte de mi como yo a veces lo hago por ti.
Y salgo a caminar, por las calles recortadas por el viento que golpea mi cara una y otra vez
el tiempo pasa y nos hemos quedados congelados.
Y aunque piense tal vez que fue mejor.
Y aunque tu pienses que tal vez fue mejor
Sin embargo la dea sigue circulando por nuestra mente en tren, teniendo rutas diversas y algunas coloridas y otras en sepia.
Y es por eso, que tal vez sin quererlo, nunca nos dejaremos ir.
La comodidad y la tranquilidad que ella te hace sentir ahora no te puede durar para siempre. Si no es un temblor a tus emociones, si no trae nada nuevo o emocionante a tu vida entonces seguirá siendo igual y te sentiras como pasando el tiempo. Esperando a que pase la tempestad de un amor ido tatuado permanentemente en la piel. Y es como imposible porque no se va, no se termina nunca de ir. Cada cierto tiempo resucita y se transforma. A veces pienso que es inmortal!

Y a la vejez ya no tengo mas miedo, ni de hablar, ni de pensar, ni de admitir lo que francamente siento.
Espero sinceramente que tu tampoco. Ya basta de jugar a las escondidas.
Aceptemos que ya nos hemos encontrado desde hace tiempo.

jueves, 27 de enero de 2011

S/T


Daría todo lo que tengo por conocer tus sueños
por hacerte dormir y verte sonreir cada mañana con la luz del sol.

Reirnos y quedarnos privados en el suelo
crecer sin querer
envejecer sin dejar de ser jóvenes.

Quisiera acariciar tu piel y recorrerte con el dedillo
ser el espia de tus sueños
estar inmóvil, atenta a cada movimiento
arroparte cuando tengas frio

Quisiera que veamos crecer las flores del jardin
de la casa roja con tejas de la cual solías escribir, recuerdas?

Alimentar tu hambre, satisfacer tu desasosiego
Ser felices sin saber ni entender cómo
Simplemente los dos, rodeados de todos
y rodeados de nadie a la vez.

miércoles, 12 de enero de 2011

A razón de una Determinación


Tenía seis años. Ya usaba mis típicas gafas de carey rosa.
Me encantaban los vestidos y me gustaba jugar con cajitas de remedios subida en lo alto de un armario viejo de madera, muy pesado, que guardaba la ropa de la estación anterior.

Tenía seis años, iba al primer grado y odiaba a mi profesora: la Miss Susana. Ella era una morena alta y delgada con personalidad de "esas que todo les apesta"..

Recuerdo que mi mamá me compraba los útiles escolares y siempre me los llevaba con un mes de tardanza al colegio. Ese año del primario no fue la excepción.
Mi papá apareció luego de varias semanas por mi casa para comprar las zapatillas de las clases de educación física (que detestaba) y los libros de textos.
Recuerdo que la miss Susana pedía libros caros de editorial Santillana, que al final nunca compramos. Ese día, en nuestro recorrido por el mercado central a fines de abril, compramos cualquier libro de matemática, cualquier libro de lectura y un cuento cualquiera que la lista requería.
Recuerdo lo alto de mi padre, todo delgado, con bigotes espesos, cabello ondulado y olor a cigarrillo.
Lo recuerdo todo grande diciéndome
-"Cuál quieres leer?. Elige uno".
Y yo vi princesas, ninfas, seres mitológicos y brujas de aquellas, metiéndose por mis ojos, ilustradas en colores y tamaños diversos, en papeles de cartulina blanco todos lindos...

Pensé...
Que mejor era que él eligiera. Yo sabría que él elegiría algo que me gustaría... El lo haría!. Seríamos cómplices de elección y yo tendría algo suyo conmigo y mi imaginación.

-"Tú elige!"
Y mi papá sacó no sé de dónde. De entre tantas rumas y rumas de cuentos de cincuenta centavos, un librillo de dibujo gris con un soldado en la carátula.

Mi cara se me cayó.
Lo miré pagarlo... No, eso no me gustaba!. No, tú deberías saberlo!.

El resto del camino lloré por su elección. Desde ese entonces no lo vería mas.

Los días pasaron. La profesora antipática nos enseñaba a leer de mala gana. Si alguien hacía bulla en la clase de lectura, se acercaba a la carpeta y le jalaba de las orejas hasta el frente del salón para completar la humillación con la frase:
-"Si no aprenden a leer serán como ellos!"

Yo nunca salí adelante... pero la odiaba cuando hacía eso. Era muy injusto. Desde el primer día que hizo eso, tomé la determinación de que no aprendería a leer. Que no leería nada. Me revelaría contra ella. Así entonces el mutismo se haría parte de mí.

No importaba cuantas veces llamaba mi profesora a mis padres, o cuantas notas pusiera ella en el cuaderno de control... yo simplemente no leía nada.
Mi mamá se esforzaba por hacerme repasar con el Coquito -libro con el que mi hermana aprendió a leer a los tres años- pero yo, nada de nada, no leía.

Y mientras tanto todas las noches, después de la sopa de las ocho y de "Carrusel", mi mamá repetía:
-"M mas A, MA. MA-MA...!. A ver tu solita?"
-"mmm... MA-MO"
-"Noooo... ya pues no te rías. Me voy a molestar. Tu profesora dice que tienes que aprender a leer".
-"Ya..."
- mientras miraba al techo buscando la mosca que revoloteaba.
-"Ya, repite. Si no lo haces te pego".

Y no importaba cuántos gritos diera, cuántas lágrimas yo brotase. No leía. No leería.
Sin embargo vino ella, mi hermana, ese ser que en secreto yo admiraba. Ella me trajo un librito verde para leerme a las 5 de la tarde después de su clase del ICPNA, la historia del Romeral en donde la estrella tenía su doble y se enamorada de Antonio, el chico que quería ser famoso y encandilar al mundo con su voz.

Mi mamá se aburrió con el paso de las semanas. Mi hermana para causarme intriga ya no me leía la historia. Así que la esperaba, no importaba hasta que hora fuera, con el libro en la mano y dormida en cualquier parte entre sus posters de los "Hombres G" y "Los Prisioneros".
Hasta que ella por fin un día me dijo:
-"El final lo tienes que leer tu sola..."
-"Yo sola???"


Pero no pues, porque sino aprendería a leer y yo no quería leer.
-"NO QUIERO! NO VOY A LEER!!!!"

Y cerrada en mi determinación me propuse a no leer.

La profesora se burlaba de mi, desde su asiento delantero, con esos aires de déspota que tenía. Se burlaba de mi capacidad... pero, bah! que sabría esa!

Sin embargo, desde lo mas profundo de mi alma una lucecita tilitaba.

A veces me sentaba con mi faldita gris y mi chompa delgada ploma, desde un rincón a observar al resto. Unas jugaban, otras leían. pronto me cansé de observar y luego los juegos dejaron de interesarme... entonces me acerqué un día a la mesa de lectura: una mesa toda redonda, chiquitita, a donde una se subía para leer la historia a las demás. La elegida siempre era Carmen Garcés, pero ella en su calidad de buena lectora tenía la potestad de decidir sobre lo que "tenía que ser leído".
Y Carmencita -entre libros de brujas y princesas-, se perdía una, y otra, y otra, y otra vez.

Una mañana me di la molestia de buscar, uno por uno, los libros no-leídos, y allí lo volví a ver al soldado gris, esta vez sin una pierna en la portada. Tenia una espada y lucía un uniforme todo sencillo.
Y me acordé de él, de su olor a cigarrillo, de su aspecto enorme...

Sí. Tenía que recordarlo viendo esa historia.
Lo saqué de entre el montículo y se lo dí a Carmen justo después que ella preguntase
-"Qué libro leemos hoy?"

Pero, al darle mi libro toda emocionada -el libro que me compró mi Papá-, lo miró con desprecio y lo tiró sobre la mesa cercana diciendo:

-"Ese libro es para hombres, además es horrible. A quién le va a gustar historias de soldados?".
-"Pero yo quiero leerlo"
- repliqué.
-"Entonces léelo tú!" - respondió desafiante.

Todo el resto de niñas la siguieron. Yo estaba ruborizada y con mucha ira.
Me fui a mi extremo inicial, con mi libro medio roto por la caída brusca.

Y en silencio lloré.
Lloré, porque no sabía de él.
Lloré, porque no podía ni leer ese libro "de hombres", que él en su vano criterio me había comprado.
Lloré, porque desesperada buscaba leer, decifrar esos signos ignotos sobre papel.

Y veía las figuras, pero no podían, entre escaleras y lunas grises, decirme que historia dulce o cruel escondían para mí.

Llore y lloré, hasta completar un océano.
Pero pronto, y levantando la cabeza para mirar alrededor, decidí hacer algo que me vengaría, que haría que me vengara de todas y cada una de ellas.
Si!. Aprendería a leer!. Sería mejor leyendo que todas esas juntas, y ya grande, la buscaría a la tal miss Susana y le diría que era mala, que era perversa y mala; y que se la pasaría sola viviendo en una casa de esterillas rotas enverdecidas por el moho en un cerro de tierras lejanas.

Entonces me levanté resuelta y dije en voz muy alta:
-"Si, hoy aprenderé a leer!

Todos los alumnos y la mismísima miss Susana, me miraron impresionados.
...Corrí hacia afuera del salón...

Y esa historia me encantó!

Gracias Papá! :)