lunes, 25 de octubre de 2010

Alejandra, Diego y yo. Parte 3.

Diego, patanezco lo negó todo para variar!. Ël no era capaz siquiera de haber hecho algo así...
"NUNCA, COMO SE ME OCURRIA ESO!!!! ESTABA LOCA! MUY LOCA...!!!!
Y SABES QUE? HE TENIDO UN DIA MUY BUENO PARA MALOGRARME EL HIGADO CON MALAS LECHES! MEJOR ME VOY!!!! SI, ME VOYYYYY...."

Chicas, (y aclaro mi garganta en este momento), si algún webón manipulador les dice algo así, créanme... ES RECONTRA CULPABLE! RECONTRAAAA, CON ALEVOSÍA, PREMEDITACIÓN Y HARTA(SUPER HARTA) VENTAJA!. Así que mándenlo a comprar pizza a Bielorrusia.
Pero bueno, comprendo que cuando uno está medio templado el hemisferio pensante del cerebro no foruncia... perdón, no funciona! asi que yo no era la excepción en ese momento del espacio-tiempo histórico de mi vida.

Asi que el muy maldito, con sus dotes de altanero, se quería ir! Encima estaba resentido!!!!
Que con...ciencia la suya!
y yo era la loca que hacía problemas de la nada! que me he creido!!!!
HACIA PROBLEMAS DE LA NADA!
Pucha, poco faltó sacarle la carca del cuerpo... poco faltó!, pero me contuve porque estaba en la calle...
respiré profundo y como me seguía mrando con su caraza de cínico y sin quererlo aceptar solo atiné a darle una sonora cachetada que lo dejó con tortículis unos tres días según datos de fuente confiable.
Pero la historia no terminaría aquí... noooo, tenía que venir algo mas...
un criter importado (todo gordo y grasoso) llamado Alejandra...