viernes, 25 de diciembre de 2009

DIVA...ando

Nadie me avisó que la navidad acaba de pasar. No me di cuenta, fue... otro día más: simplemente eso.
El día sombrío con sol ausente, sin esperanzas de nada y con inmensas ganas de llorar pero.. por qué?

Hay cosas que ocurren sin que lo sepamos, están allí y no nos damos cuenta de eso. Tengo miedo de algo pero aún no se de qué.
Pensé que tal vez era el miedo a quedarme sola. He de decir que aquello no resultó siendo tan malo sobretodo a la hora de ir al cine. No hay nadie quien joda, que te diga bésame, apóyate acá, que canchita, pásame la gaseosa o que se ponga la chompa o se agarre algo en la mejor parte de la película... ggggggrrrrrrr... so, es mejor estar sola a veces.
Y sí pues, a veces, porque también es aburrido ir a un centro comercial misia y sin nadie con quien rajar de la tía que se puso tal ropa que "no le queda para nada... qué nivel!!!!".
Y no sientes ese vacíito en el estómago cuando el pata la agarra a la chica y le da tremendo beso... ése que precisamente a tí nunca te dieron.
Y la envidia corretea más, cuando ves que le agarra la mano y besa cada uno de los dedos de ella mientras que su otra mano se pierde en los cabellos lisos cuasi perfectos de la niña monse (aquella maldita delgucha) que comió menos pizzas, helados y hamburguesas a lo largo de toda su infame vida.
Y te derrites tal vez deseando haber podido estar allí, alguna vez en aquella situación con él o con alguien... que se diera cuenta de que existes en el mundo sin que tengas que esforzarte en hacerlo porque: Niños! NOS ESFORZAMOS EN HACERNOS VISIBLES...!!! que diablos les pasa!
Y cuando voy en el carro esa escena pasa algunas veces... si pues hay muchos malditos y pocos románticos payasos hasta el tuétano con la misión explícita de hacerte reir y sentir princesa. Propongo algo, amarrar al primero que detecte, pues posiblemente se quiera ir en cuanto nos vea.

*********

El peor enemigo: uno mismo, sus demonios y algunas veces sus ángeles monses.
Hemos de perder la vista más agudamente en los proximos días.
La oscuridad se acerca y desde ya, no veo nada (ni nadie).
Al parecer el jueguito prostituto on line se me ha vuelto adictivo (mas que el paroxet, el neuril, el humorap y cuantos otros menjunges con cocteles suelo tomar).

Pero bueno, todo eso tiene una misión: retomar la cordura y olvidar hablar de todo y de nada a la vez (un poco difícil no?). Y sobretodo: "no llorar, porque las niñas bonitas no lloran y cuando lloran se convierten en sapos..."
Bueno, muy bonita no soy pero por si las dudas prefiero no llorar porque ya se me están transformando las piernas en ancas y la piel medio verdosa está. Qué desgracia!

Y resumiendo:
Te quieren, no te quieren.... muerte a todos.
No pensaremos más.
Destruiremos las armas durante un encuentro neurálgico: el próximo que se presente.

Ha venido la navidad, pronto el año nuevo y yo... no me di cuenta. Aún sigo aquí.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

To Mr. Smith, somewhere in the dark

Mr. Smith:
Saludos desde Perú.
Debo informarle que la gripe diabólica ha atacado otra vez y se encuentra en mi país, rascándonos los pies y los brazos.
Recibí la llamada hace 3 dias de la niña del aro, Samara Morgan, quien repitió con su vocesita muy fina "five days" y ya no "seven days" como hemos venido escuchando.
Es indispensable entonces que mande flores el día 11 de este mes (mas o menos en la tarde), y bote una lagrimita en pos de esta humilde servidora.
No se olvide de los 26, de la casita de la playa y del hermoso osito-angel que me regaló por navidad.
No estaremos juntos en la desdicha pero moriré con honra recordando su olor a leche y el gusto acaramelado de sus deliciosos labios.
Eternamente suya,
Mademoiselle Tautou