domingo, 18 de octubre de 2009

A Toy Story

Erase una vez un chico cachetón con dejo arequipeño que vivía embelesado de mi "sapiencia" (jajajajajajajaja). Este chico estudió conmigo en el colegio y desde esos años he was a pain in my ass.
Crecimos más, nos hicimos viejos pero la mentalidad de mi querido amigo se quedo fría. Inmóvil por el clima frío de la capital. En fin, el niño ante la crueldad de mi amargado corazón decidió pues buscarse otra. Una chica pizpita de su pueblo... una supersabida. Esta flaca tenía un hijo como de 5 años y tenía un letrero en la cabeza que decía SE BUSCA HUEVÓN. Y ahí apareció él.
Se volvió locos con sus caderas y su forma coqueta de mirar. Ella lo convenció con unos cuantos movimientos del pocho para mudarse juntos... obviamente con su cría que ya había empezado a decirle "papá". Todo hasta allí muy conveniente.
El pata se enterneció (era la primera vez que le decían papá) y comenzó a pagarle el colegio y todo. El mantenía a los dos. Todo hasta allí muy conveniente para la flaca. El era el huevón que ella buscaba pero faltaba más y más. Su ambición daba para más.
No contenta con eso entonces ella dijo que los muebles estaban viejos y necesitaban cambiarlos.
Entonces él compró unos nuevos y esos viejos "para que no se desperdicien" los mandaron a la mamá de la chica. (Que buena esposa no? que dadivosa!). Como ella no trabajaba, el pata pidió un préstamo y le habrió una boutique que ella administraría pero las cosas se tornarían negras... una tormenta se avecinaba. La piedra se metío en el zapato.
En esos tiempos la mamá del joven vino a Lima y conoció a la pizpita. Al ver el incidente de los muebles, lo del niño que lo llamaba papá y los ruegos de ella para que adoptara a su hijo no le cuadraban para nada. Le sugirió entonces a su hijo que se alejara de ella pues lo estaba exprimiendo como naranja y todo por su sucio amor de 50 centavos de sol. Una nada!.
El observó, él lo estudió y decidió separarse por un tiempo. Y alli empezó de nuevo a joder con el teléfono, a contarme de toda su desdicha y a decirme... "esto no huebiera sucedido si tú me hubieras dicho que sí". (jajajajajajjajajaja, que huevón, pensaba yo). Asi que lo dejaba parlotear mientras me pintaba o cortaba mis largas uñas, y sin creerle una sola palabra por supuesto!.
Pero vaya que los hombres son unos estúpidos y se vuelven locos por cualquier falda. Y con el paso del tiempo el babosón en representación de los otros estúpidos de su sexo se encamó con ella nuevamente... una noche dizque de pasión acabó con todo. Ella salió embarazada y rejura es de él. El muy idiota lo cree pero dice " sí, voy a tener un hijo pero de verdad que se pasó, lo juro!".
"yo no quería".
Si Don Huevas, te agarraron a la fuerza seguro, no?. El niño se cree pez. Piensa que su esperma es polen no sé. No es por nada pero excusas y de ese tipo, tan idiotas como que ya fueron no?.
Lo peor de todo es que encima intentan hacer creer que ellos no querían. Para que se acuestan pues.... usen condón... jódanse!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.