jueves, 25 de junio de 2009

A tì, al cielo, al mar.

Desde que Cèsar muriò toda la habitaciòn se llenò de un fuerte olor a rosas.
No puedo siquiera pensar en èl pues las làgrimas vuelven a aparecer.
Maldiciòn! La vida es cruel a veces.
Y siempre pensamos que nuestros seres queridos son un especie de seres inmortales, intocables en el tiempo y en el espacio.
Pero con Cèsar, con èl no fue asi.
Aùn recuerdo su risa, sus gritos de auxilio cuando jugàbamos al parchis.
Sus ojos redondos y de un color azul profundo que me hacìan recordar al mar. Ese mar que visitàbamos cada domingo del verano felìz.
Tù... tan lejos ahora... guardame un lugarcito que pronto estarè allì, junto a tì otra vez, para contarte miles de historias hasta que salga otra vez el sol.

domingo, 7 de junio de 2009

A mi querido fan enamorado

Estoy harta de que sólo me escribas para joder. Tú tienes tu vida y yo la mía. Es eso tan difícil de entender?????
´Lo peor de todo es que ni siquieras atacas de frente sino de atrás como todo buen cobarde.
Hombre o mujer??? contigo la misma vaina es.
Y si soy una cualquiera como tú dices... bueno, es tu percepción ESO ASÍ NO ES!
Siempre el mono dice que las manzanas están verdes si es que no puede alcanzarlas, es decir: el que no consigue algo se dedica entonces a excusarse. Resultaste siendo un GRAN IDIOTA MAS!
Que triste tu vida hijito...
Sígueme leyendo nomás... (qué más te queda, no? sino cómo vas a saber de mí?)