lunes, 12 de abril de 2010

Un deseo / Una obsesión

Y ella lo miró a los ojos y le dijo:
-"Quiero hacerte el amor ahora, de la manera más salvaje e instintiva con la que te lo hayan podido hacer."

El no la comprendía ahora.
Ahora él estaba en sus zapatos.
Ahora era él quien estaba en cero.

Ella lo seguía mirando fijamente, lejanamente...
y sus labios rojos decían casi murmurando:
"Te quiero a ti. Te quiero muchas horas para mí... todo un día si quieres... desnudo a mi costado, arriba, abajo, a los pies... doblegándote, susurrándo. Todo eso, ves?. To-do-e-so."

Sus labios rozaban los suyos
pegados hacia la pared.
Ella tenía el control, lo tenía hora
y eso lo volvía loco, lo estresaba.

Sus ojos bajaban. Sus manos dibujaban sus pechos.
Su fuerte perfume a manzanas le recordaban a la gloria de sus labios,
de su saliva dulce que ahora la podía oler.

Y ella estaba en su ser, tocaba su alma.

Quién era?, Qué quería?
Desierta. Su mente estaba desierta.
Sin una sola idea mas que la de su cuerpo, la de su ser,
tan frágil ahora en sus manos,
tan tierna ahora entre sus piernas.

Y sabía que ella jugaba.
Que le gustaba mucho jugar,
reir, bailar, cantar... hacerse daño:
El era su instrumento, su presa,
la cereza del helado que ella quería derretir.

-"No te me escapas"- parecía decir.
Su cabello caía de lado.
Conforme bajaba su cuerpo olía más fuerte,
más a flores, más a manzanas, más... a él.

Jugaba, se reía, se retorcía y susurraba.
Los rizos se mezclaban
y los colores de sus cuerpos se fundían
uno con el otro.

El miedo desaparecía
los ojos se encontraban
las palabras se atropellaban
y las manos sobraban.

La música de fondo dejó de sonar.
Ahora bailaban el ritmo frenético dictado por sus cuerpos,
de melodía tortuosa para ella
de melodía cálida para él.

(27/2/10)

13 comentarios:

  1. Para el 27 de Febrero del 2010,
    los cielos quisieron dejar de comer estrellas rojas.
    Pero la noche siempre se hace presente
    y una vez mas, ellas estaban alli
    quietas e inmóviles
    indiferentes a la luz de la luna.

    Esto quiere decir mi cielo,
    que el amor es algo que no se piensa
    sólo se siente.

    ResponderEliminar
  2. Pienso que estas sobrevalorando al tal Eduardo, cayendo en los abismo de una nostalgia sin sentido. Ni el era tan bueno como piensas ni tu tan especial como el te hacia sentir. Todo al final es una construccion de la mente, porque al final de cuentas vivimos en el limbo. Era solo un muchacho mas, un chico con cara de nerd, ni tab inteligente como tu lo piensas. Los caramelitos de Limon tenian droga y tu has sido poseido por esta... a pesar de ser( o a lo mejor justamente por eso)la fabricante. DESPIERTA HOLY SHIT

    ResponderEliminar
  3. Para el 27 de Febrero del 2010,
    los cielos quisieron dejar de comer estrellas rojas...Porque se empezaron a comer las azules
    Para el 30 de Febrero del 2010 el amor dejo de sentir y se puso a pensar...
    Para el 31 de Febrero del 2010 un caballero de barba blanca y de ojos marrones susurro en el oido de la princesa soñadora y le dijo: "No duermas te amo tanto" Pero la princesa !ay! siguio durmiendo

    ResponderEliminar
  4. El problema de la princesa de pies feos es q ella misma no podia guardar sus mas intimos secretos...sin querer contaba y contaba lo incontable...fue entonces cuando aparecio la ardilla de sus sueños...y le dijo: deja de actuar como adolescente MADURA TONTITA ya no lees al capitan pelicano...

    ResponderEliminar
  5. Ay.. dijo la princesa de los pies feos cuando se dio cuenta que el misterio de su principe no era mas que una ilusion que ella misma habia creado...¿Como asi? Ni siquiera ella misma lo sabia, tal vez fueron las circunstancias en las que lo conocio, el atrapado en la telaraña de su autorrealizacion mediante el vomito interminable de letras y ella buscanco a quien querer. El problema de la princesa de los pies feos es que no se daba cuenta de muchas cosas,pero eso no importaba...el amor es algo que no se piensa solo se siente, se repetia una y mil dos mil veces. A pesar de pasar los veinte pensaba como una adolescente.En realidad es natural en las mujeres...-se decia- solo q algunas se lo guardan pero todas al final desean lo mismo: Un hombre que saque la niña traviesa que todas tenemos dentro.
    De repente la palabra INFIDELIDAD se le cruzo por la cabeza, un sudor frio la empapó, no tanto por pensar en el uso de la esta palabra en contra de ella, sino en el uso q ella le daría en contra de alguien. Volvio a repetir cual conjuro magico: "el amor es algo que no se piensa sólo se siente".

    ResponderEliminar
  6. No eres una p... como te han puesto, pero si que eres una loba, 27 de febrero se siente el amor no?, tan solo te tomo 23 dias para olvidarte que jurabas ser mia, abriendo tus alas ante mi enorme sed de complacerte, eres una loba rara de domar, suerte y muerte a todo lo que te rodea. Ya sabes quien soy.

    ResponderEliminar
  7. ellas estaban alli quietas e inmóviles... eran sus neuronas adolescentes.

    ResponderEliminar
  8. Por que la princesa de los pies feos no puede ser discreta... pensaba atribulado el trovador??? Todo lo tenis que publicar, nada dejaba en secreto... maldita sea!!!!!! no sabe que hay cosas que uno no quiere que se sepan!!!!! Bocona de mieeerda!!!!!!!!!!!! Grito mientras arrugaba la carta que ella le habia escrito. Já se cree la sabelotodo... adolescente infeliz!!!!!!! pensaba.
    Mientras desde el virreinato del Peru veia hacia el noreste hacia Jutlandia...
    no es la gran cosa Jutlandia!!!!!!!
    dijo, arrojando el licor al otro lado del mar hacia la Poli(am)nesia.
    a-R-d-i-l-la

    ResponderEliminar
  9. A ver pues tanto que te gusta publicar tu vida como una cojuda... publica lo que te mando...

    ResponderEliminar
  10. Eduardo era un huevon mas ¿no lo entiendes?...Niña vulgar posera

    ResponderEliminar
  11. La noche estalla en mi cabeza debajo de infinitas estrellas

    que reposan en la tranquilidad del mar y
    el amor es boreal e infinito
    un recuerdo en mi corazón que oscurece a medida que el aire se disipa
    detrás de la niebla
    está allí como cuando el mundo navega hacia mi pensamiento
    tranquilo como este barco que posee a bordo la vida de muchos instantes
    por sus pasillos abrir un dormitorio
    mirar el reloj
    bajar las escaleras
    tener náuseas y odiar a las peces
    es tan natural como criar a los hijos en tierra
    esperar el primer gorgoteo de amor
    escapar dejando huellas con migajas de pan o esperar a que las olas anuncien nuestra muerte mientras el cielo oscurece y
    tu ausencia se refleja a través de la luz.
    E.R.W

    ResponderEliminar
  12. Por E.R.W
    Me preguntas y yo te respondo
    después de todo la lección más importante nos la dieron las aves
    esos pequeños seres que suspendidos en el aire
    motivaron a que mirásemos nuestro corazón similar a una piedra pequeña
    que funciona mecánicamente dentro de un cuerpo
    tendido bajo el sol
    ese sol que nos guía por esta ciudad en donde es fácil echarse a llorar mientras nos detenemos en el viejo quiosco de la esquina y nos apenamos por una muerte que nos aguijonea el corazón
    aquí detrás de las pérgolas que crecen en la fuente de tu mirada hemos conservado el dolor y la distancia
    aquí los sueños agonizan en los parques y la gente renuncia al amor y a la locura porque ningún tipo de muerte ahora dignifica el corazón
    me preguntas y yo te respondo
    sospechosamente las aves ya me habían anunciado su ataque aquella mañana
    cuando miré el inmenso árbol de la casa y noté sus sombras agitándose sobre las ramas
    además de un brillo inconfundible que convertía a mis agresoras en fieros kamikazes terribles y listos para devorar a picotazo limpio mi corazón
    que ha olvidado nociones básicas como enfadarse con el televisor encendido mientras leo el periódico por las mañanas o raspo las latas de Nescafé como un viejo billete de lotería
    me preguntas y yo te respondo
    pero no sé por qué no te escribí una carta después de todo
    ni te expliqué que el brillo de esas aves era semejante al que cultivan las olas frente al mar
    en donde quedarse en silencio es una invitación a la muerte en donde cerrar los labios es negarse a sentir el sabor de la sal en donde tararear una canción es una llamada a los botes que anclan en los muelles
    aquí en esta esquina del mundo el océano lame con su feroz lengua las playas en donde descansan las mujeres que hilvanan nuestros sueños aquí es donde la garúa encontró su hogar y toda su tristeza aquí en estas costas es donde los hombres andan a tientas como fantasmas que escarban y escarban detrás de sus sueños una pizca de felicidad
    me preguntas y yo te respondo
    en realidad los hombres nada tienen que hacer frente a esos animales extraños que surcan los cielos y se marchitan como las hojas de otoño
    esperando darnos una nueva lección o quizá esperando a que amanezca para anidar su amor sobre pétreos corazones que lejos de la cruel monotonía se levantan y encienden la radio o la televisión o miran una cinta pálida por las tardes mientras oyen en el dormitorio contiguo cómo las fauces de la nostalgia recorren el tiempo cual hormigas
    poniéndole pausa a los gestos más simples
    y entonces intentamos pensar como aquellas aves pero nuestras alas nos estorban nos convierten en aves torpes y frágiles que no piensan ni en la muerte ni el amor ni la locura
    me preguntas y yo te respondo
    tal vez si aprendiésemos a mirar a aquellas aves
    no nos quejaríamos de Dios en esta ciudad en donde la llegada de la noche pesa tanto como una estrella y conciliar el sueño es más difícil que cumplir una promesa
    me preguntas y yo te respondo
    entonces cojo tu mano y pienso si es que acaso teniendo la cantidad de latidos de un ave seré feliz.

    ResponderEliminar
  13. Misma novela jajajajaj

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.