viernes, 9 de febrero de 2018

Dibujo 3

Título: Realidades Lejanas
Carbón vegetal sobre papel kraft.
841mm x 1189mm


"A veces no queremos ver,
-no queremos notar-,
que sólo hay un destino"

miércoles, 7 de febrero de 2018

Dibujo

Dibujo de Escultura en Madera.
Técnica grafito sobre papel.
148mm x 210mm




martes, 6 de febrero de 2018

Y si...

Muchas veces me suelo deprimir. (Por lo general muy fácilmente).
A veces también, sumergida en el problema, no veo mas allá de mi nariz
como esos caballos con sus tapones de ojos,
y miras todo desde una ventana muy pequeña
llegando a pensar que cada cosa es mas grande de lo que parece.

A veces para avanzar hay que retroceder,
ir un paso atrás o los que sean necesarios
tomar distancia, tomar tu espacio
para observarlo todo, para contemplar y reflexionar.

Hay muchas cosas que me disgustan.
Quisiera que todos obren de manera justa,
que la gente se haga responsable de sus elecciones y de sus actos
que no humillen, que no vayan mas allá de lo que el otro te permite.
Eso es respetar.
Y tu te preguntarás "Pero que carajos reclamas tu? Si tu también eres así..."

Y si, posiblemente lo fui en alguna versión anterior,
pero empecé por algo tan inocente como reconocerlo
reconocerlo para cambiarlo
para empezar de cero, para bocetear y luego dibujar los trazos fuertemente.

Entonces soy un espectador en medio del escenario,
en medio de gente que no se da cuenta de nada, que vive zombi.
Y pienso que si esto es vivir, prefiero seguir durmiendo.
Pero el asunto no es ignorar, no es taparse los ojos, no es renegar de los pedazos de gente.
El asunto es revertirlo.

Revertirlo con cada palabra amable, con la sonrisa inicial.
Esa que ya no conocemos. Esa que perdimos.

Dignificar al otro. Respetar al otro. Ayudar en lo que se pueda. Escuchar!
Y esto lo logras conociéndolo, vinculándote. Haciendo que exista un "tu".
Una persona con rostro, a la cual primero conoceremos y luego apreciaremos por lo que es (no por lo que pueda darnos)
y por la cual en cada actitud nuestra nos hagamos responsables.

Creo que hay que agradecer a cada una de las personas que han formado parte de nuestras vidas,
por cada cosa buena así como cada cosa mala que nos han podido enseñar.
Algunas de manera explícita y otras no tanto.
Algunas de manera muy directa y otras, a través de otros ojos.
Ser sinceros desde adentro y agradecer con el corazón.

Posiblemente te encontrarás con personas que no quieren escuchar(te).
Que siguen absortas en sus mundos y no se abren, no lidian con sus enojos, no los superan.
Que cuando hablas, su frustración te calla, te busca anular.
Escucha. Perdona, y sobretodo perdónate.

Busca abrir tu mente, algo saldrá y algo entrará también.
No somos malos pero podemos ser mejores
y sobretodo mas humanos.
No juzguemos por los errores, aprendamos de ellos. Siente el dolor y déjalo ir.
Y cada vez que pienses en alguien, envíale amor y luz.
Yo lo haré por ti.




miércoles, 31 de enero de 2018

Vamos a calentar el Sol

Desde que recuerdo, me gusta mirar cómo el sol se refleja en el suelo.
En la madera se tornan sombras especiales,
sus nudos adquieren vida y se contornean más.
Jugando. Alegres.
El color vivo de la mayólica de por sí desgastada
con esas manchas adquiridas por el tiempo,
por la experiencia.

Y esto me hace irme a tiempos lejanos,
cuando era pequeña y tenía un gran pompón como cabello
y lloraba.
Miraba a un sitio fijo y lloraba.


Las cosas pasaban a mi alrededor, a veces rápido y a veces muy lento
pero yo siempre me sentí como detenida en el tiempo,
impávida.

Solo quería dormir, porque cuando dormía despertaba en otro mundo
donde no hacía falta el sol para colorear las cosas
donde todo era mucho mas tranquilo.
Llegaba a mi casa y me acurrucaba para viajar
para soñar
para ser libre
para jugar.

Luego vino el insomnio y las ganas de no perderla a ella.
Me quedaba despierta, esperándola.
A veces pasaban muchas horas
A veces no venía.
A veces no tenía éxito y yo me quedaba dormida
y no podía presenciar el momento feliz de tenerla a mi lado
y poder llevarla a mi mundo mientras la abrazaba.

En la mañana ella me despertaba y me ponía las medias,
me ataba los cordones de los zapatos
yo fingía dormir pero quería que esos minutos fueran eternos.
Entonces cuando me sentaba, veía el sol colándose por la puerta
jugando en el suelo
hipnotizada otra vez, ella me creía autista
y yo lloraba.

Un doctor le recomendó que cuando llorase me pusiese bajo el sol
porque "los baños de sol hacen feliz a las personas".
Y ella me dejaba en el rincón de la casa que se inundaba por el sol
Y yo miraba la pared amarillenta, lisa
mientras dibujaba (o pretendía hacerlo) apoyada en una pequeña mesita que había allí.

A veces me quedaba horas
Los pequeños pies dolían
A veces también se olvidaban de mi.

El sol comenzó calentando mi piel
luego la carcomió
mis zapatos de charol se agrietaron
mis medias dejaron de ser blancas
unas bolsitas de agua visitaron mi rostro, mis brazos
y dolía, y dolió
pero yo lloraba aún.

Llegó el invierno,
y las bolsas desaparecieron con el tiempo
quedando estas manchitas sobre mi piel
estas heridas del alma en mi piel.

Aún ahora, a veces, me quedo mirándolas
mientras las comparo con la luz del sol en la madera
pensando
y si tal vez no se refería a eso?
si tal vez el doctor se refería a calentar con el sol el corazón?

Y mientras voy secando mis lágrimas
el dolor de mis pies se va.

lunes, 22 de enero de 2018

Me voy con fe!

Hoy fue un día que se puede considerar realmente de mierda!

Tuve mucha ira y me sentí con mucha frustración por no poder mandar a la mierda todo y a todos.
Sin embargo, -a pesar del continuo ataque y del insulto-, respiré, pensé y decidí dejarlo todo allí por salud mental... Y es que hay cosas contra las que no se pueden.

Caminé media cuadra y aún con ira, lloré pero me sentí mejor al darme cuenta de que, de manera alturada expresé mi opinión y que no fue necesario caer en bajezas ni en discusiones sin sentido.

A veces (pensé) es mejor decir que nos duele.
Y a veces también es mejor solo irse. Por salud mental. Por no seguir en lugares maliciosos con gente negativa y sin amor en el corazón... Gente egoísta y egocéntrica sin nada adentro que busca llenar sus carencias a costa de humillar a los demás.

Nadie merece tratarnos mal. Todos merecemos respeto aún en las diferencias y desigualdades.

No sé, me da pena pensar que se haya llegado al extremo... Pero supongo que era una muerte anunciada. De todas formas no me siento mal y siento un calor en mi interior que me reconforta y me dice que todo va a estar bien y que mañana será mucho mejor!

Tal vez demore en conseguir algo más. Pero es hora de saltar del Ferrari y seguir a pie.
No sé que me traerá la vida pero estoy optimista. :)
Así que... Me voy con fe!


miércoles, 17 de enero de 2018

a.m.o.r

[Mientras ella miraba la imagen inmóvil en la pantalla del televisor]


- El amor... Qué es el amor?

Pienso. Mojo mi garganta luego de un suspiro y vuelvo a pensar.

- Amor! Qué es el amor?

Me acuerdo de la frase "el amor eres tú".
y tras de aquello la analogía que me pregunta

- Quién eres tu?

Preguntas y te respondo.

Procesos creativos infinitos (locos / cuerdos... rojos / azules)
Largas conversaciones mentales (de-a-uno).

El sentimiento oculto en mis dibujos.
La palabra no dicha que nunca se dejó entrever.
Mis sueños congelados que flotan en el aire.

...el muso inspirador.
que me roba el aliento y me remueve el suelo.
mi equilibrio y mi temblor,
mis pesares y mis alegrías,
mis victorias
pero también mis pérdidas

todo lo bueno del mundo en conflicto con la maldad
la búsqueda de la perfección dentro de la imperfección.
lo que hago y lo que haré
el aprendizaje (re)aprendido tras miles de caidas y un millón de levantadas.

La idea y el acto.

Tú.

sábado, 13 de enero de 2018

Dibujos 1: Serie Naturaleza

Título: Bambú.
Técnica grafito sobre papel.
148mm x 210mm




Título: Arboles en Septiembre.
Técnica nogalina sobre cartulina.
420mm x 297mm




Título: Bambú.
Técnica tinta china sobre papel.
148mm x 210mm


Título: Bambú.
Técnica tinta china sobre papel.
148mm x 210mm



viernes, 5 de enero de 2018

"Debo hacerlo todo con amor"

Por fín he entendido lo que quería decir mi profesora cuando me replicaba que "debía hacerlo todo con amor".


La primera vez que me lo dijo pensé que era una tontería, que en realidad todo era mero producto del esfuerzo. Hoy confieso que me equivoqué.

Como también me equivoqué al pensar que era una estupidez cuando mis profesores me decían que la respuesta siempre estaba en el corazón. Yo me reía, me burlaba y ponía la cara de "cuéntame-otra" pero... pucha era cierto! Ya lo entendí!

Y lo que ocurre es que si pues, suena cursi pero encierra una gran verdad. Aunque la parte de la razón se interponga, los sentimientos siempre van a aflorar, se nos van a salir por todos los poros tarde o temprano, de manera inevitable, sin ser conscientes de ello ni poderlos controlar. No te esfuerces en ocultarlos. Somos lo que sentimos.

Y es que cuando haces algo con amor se nota! Lo haces con cuidado y esmero, lo dotas de sentimiento a tal punto que cuando lo vez te erizas ya que te trasmite la emoción que el artista sintió cuando lo estaba haciendo. El bailar, el escribir, el darle color... mirarlo, perfeccionarlo y volverlo a mirar. Que salga una parte de ti, algo de quien tu eres realmente, darle tu vida.

Justo en ese momento cuando tu alma está tranquila y no duda, ya que la razón y el corazón se fundieron.

Cuando no sientes que has dado lo mejor que pudiste, sino que te has dado a ti: lo bueno y lo malo, lo bonito y lo feo.

En ese momento cuando te das cuenta que lo has hecho con todo tu amor. 

jueves, 4 de enero de 2018

Típico

Ese típico momento, cuando le ves sentado tu costado y de pronto sientes que pasa un airecito frío por tu cabeza que te hace ver todo con demasiada claridad.

Ese típico momento en que decides tomar otro barco, y aceptar(te) culpable y/o inocente, de todos los sentimientos hoy congelados.

Ese típico momento en que inmune al dolor solo te atreves a preguntar:
¿Y quién se queda con el perro?

martes, 2 de enero de 2018

...

El cielo llora... y el vidrio de la ventana ya está empapado.
tu imagen se dibuja al otro lado de la ventana.
tu rostro esboza una sonrisa triste.

Busco tu cuerpo sin verlo
estirando mis dedos
tocando al vacío
intento tocarte pero desapareces.

La idea de ti me embriaga
como vino directo en mis venas.
Todo llora en mi.

Su cuerpo está mojado
e inerte descansa en el diván.
mientras cualquier sentimiento es vano
y todo él se torna en mármol.

Tu y yo
helados, mojados
tan cerca y tan lejos.